oɾɐqɐ ɐɔoq uɐqɐuıɯɐɔ ǝnb sǝlɐɯıuɐ sol

En 1958 el científico alemán Dietrich Beischer realizó un extraño experimento para probar los efectos que produce el caminar al revés durante largos periodos de tiempo. Con ello quería estudiar las consecuencias de la baja gravedad en animales.

En el fallido experimento utilizo gatos y ratones a los que anestesiaba para poder poner los imanes en las patas. Después los animales caminaban del revés durante horas.

Tras estar suspendidos boca abajo a los felinos y a los roedores se les realizaban electrocardiogramas para comprobar la fatiga que sufrían.



El doctor Dietrich Beischer trabajo para el gobierno americano en el Laboratorio de investigación Naval Aeroespacial de Pensacola en Florida. Allí realizo durante años experimentos a cual mas extraño.

Por ejemplo también irradió a 7.000 tripulantes navales con niveles potencialmente dañinos de microondas, de cuyos resultados hablo en un simposio en el año 1973.

Poco después de este último experimento el doctor Beischer desapareció en extrañas circunstancias. Un tipo que durante décadas había realizado importantes investigaciones en ese laboratorio, sencillamente desapareció.

d:
˙áɔɐ ʞɔılɔ éɔɐɥ 'sǝʌǝɹ lɐ ɹıqıɹɔsǝ séɹǝnb ıs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada