Pensando en las vacaciones...

El inicio de la primavera inevitablemente y desde que tengo memoria, me hace pensar en las próximas vacaciones veraniegas.
Luego de un año pesado, cargado y muy cansador, a la hora de ponerme a pensar qué hacer (si vacacionar conociendo, o ir a un lugar conocido o con poco para hacer y unicamente descansar), no se me ocurría otra cosa que descansar. Pensar en estar tirado leyendo mientras para el tiempo...

...y me puse a pensar donde podría ser... y una cosa llevó a la otra.

Acá encontré un lugar alejado del mundanal ruido donde, literalmente desenchufarse, bajarse del mundo y rutina por, al menos, un rato.

Creo que las fotos son más que elocuentes:


Si lo que necesitaba para escapar de todo, no incluia mucho lujo, quizá pueda considerar a la isla de Elliðaey en Islandia. Como uno de los Vestmannaeyjar (en Inglés , las Islas Westman) en el sur de Islandia en realidad no se puede pedir mucho más aislado que esto.



La isla, también conocida como Ellirey, es pequeña - 0,45 kilometros cuadrados para ser exactos, pero si no tengo muchas pretenciones, creo que serviría.
No tiene pileta, pero en realidad, por su ubicación y temperaturas para el verano austral, no creo necesitarla demasiado.
Más bien con que posea los elementos básicos para la cocina, las camas, una linda biblioteca (eso lo puedo llevar yo de última) y una buena calefacción, ya me doy por hecho.
Claro que acceso a internet lo veo deficil, pero sería un lujo y TV satelital para ver los partidos de verano...
Buehhh mejor no. esto último no. La idea era desenchufarse, alejarse de todo, incluso de éste blog.



A la Isla se accede solo en barco y luego hay que ascender, con la ayuda de unas cuerdas, por una empinada y primitiva escalera de piedra, recubierta con "verdín marino", lo cual ya lo hace una aventura.
Hay un poco de ganado para la compañía de los pocos solitarios que la habitan (unas 15 personas), pero su fuente principal de ingresos o forma de alimentación ronda en las miles de aves marinas que lo utilizan para un sitio de anidación.


La isla es un cráter volcánico y se formó en una gran erupción de unos cinco o seis mil años atrás. Desde ese momento frailecillos lo han utilizado para excavar sus madrigueras, y establecer para anidar, pero la propia casa fue construida recién en 1954 .



Se cree que la isla deriva su nombre, o bien a de un buque o, más probablemente, de una cueva llamada Ellirey. La leyenda local sostiene que la cueva fue usada por una criada local para esconderse de los invasores y allí criar a su hijo engendrado furtivamente con el dueño de la estancia.


La isla hoy es propiedad de una empresa ligada al turismo, que obviamente, la alquila a celebridades de todo el mundo (me parece que este dato me aleja de la posibilidad de preguntar, siquiera, cuanto está la noche y si ese valor incluye desayuno buffer, o continental y el cambio de sábanas...).
También hay un rumor que la isla fue concedida por el gobierno de Islandia a la cantante Bjork, por su aporte y publicidad que le dió a la cultura islandesa en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada