Diseño, hoy, tablas de picar

Hoy una nueva entrega de nuestra sección (que hoy inauguramos, casualmente...) "Diseño". Hoy un top ten de las mejores... tablas de picar.

Tabla cortar pacman

Pocos objetos establecen una relación más personal con el cocinero que la tabla de cortar. Sufrida parienta del cuchillo, esta superficie es esencial para casi cualquier acto culinario, y como tal debe de satisfacer las necesidades, y también las manías, del que se pone a picar.

Para mí las tablas han de cumplir varios requisitos. El primero y básico, que no resbalen por la encimera, lo que no sucede si son pesadas o tienen una base antideslizante. El segundo, que sean fáciles de limpiar: no soporto las de superficie rugosa que en cuanto cortas cualquier cosa blanda o pegajosa te tiras cinco minutos para quitar los restos con el estropajo. El tercero, que su tamaño se adapte a lo que estás haciendo, para lo que evidentemente debes tener dos o tres.

En cuanto a la eterna discusión de tablas de madera vs. tablas de plástico, siempre fui muy de las primeras en su versión más tocho, hasta que me compré una de polietileno de la marca Bricoplastic. No sólo cumple las tres condiciones, sino que además es ligera y fácil de manejar en el fregadero. Y según los expertos, más higiénica si cocinas a cascoporro.

Además de todas estas consideraciones, está la cuestión estética. Algo que, por mucho que los practicistas a ultranza lo consideren una tontería de aprendices, importa. Ésta es una recopilación de tablas con las que no me importaría contar en mi cocina, porque además de bien hechas me parecen chulas.

1. Pac-Man y marcianitos

Dirigidas a todos los que nos quedamos colgados con los videojuegos de Arcade en los ochenta, estas tablas están diseñadas y manufacturadas por un carpintero de Indianápolis (EEUU) llamado Cameron Oehler. La del Pac-Man está agotada, y la de los marcianitos -sí, así es como se llamaban a los Space Invaders en aquella época- cuesta 125 dólares (unos 96 euros) en Etsy.


Tabla de cortar marcianitos

2. Leche

La gracia de la tabla Milk es incluir como motivo decorativo algo que no se puede cortar con un cuchillo, como la leche. El inconveniente, en mi humilde opinión, es que es de cristal, un material no demasiado agradable a la hora de picar. Cuesta 13 libras (unos 15,5 euros) en House of Fraser.

Tabla cortar leche

3. Conversión de medidas

Esta tabla impide que te tires por el balcón tras liarte pasando al sistema métrico medidas como "taza" u "onza", habituales en las recetas americanas. Cuesta 10 libras (unos 12 euros) en Lakeland.

Tabla cortar medidas

4. 'Hairy Bikers'

Aunque parezca no tener nada de especial, ésta es la auténtica y genuina tabla de los 'Hairy Bikers', serie documental de la BBC emitida en Localia y tristemente traducida como 'Rutas culinarias en moto'. Dos moteros gorditos y peludos recorrían el mundo probando y haciendo platos, con una simpatía y un sentido del humor entrañables. Los bordes de la tabla están pensados para que puedas pasar los alimentos a cualquier recipiente con facilidad, y el lema dice "A cut above the rest" (Un corte por encima del resto), una expresión que se usa para calificar algo excepcional. Cuesta 18,50 euros (unos 22 euros) en la web oficial de la serie.

Hairy bikers

5. Cebollas de Marianne Westman

Marianne Westman es una ceramista sueca que entre los cincuenta y los setenta diseñó fantásticas vajillas que han hecho escuela. Esta tabla es una reedición de su serie Picknick, y cuesta 15,50 libras (unos 18,50 euros) en New House Textiles.

Marianne picknick

6. MacBook

Ni iPod ni iPad: el gadget definitivo para un fan de Apple es la tabla que imita a los portátiles de la marca. Como todos los caprichos del Sr. Jobs, es cara: 61 euros la más pequeña en DesignSpray.

Macbook tabla
7. Puzzle

No sé si tendrá alguna utilidad real enganchar unas tablas con otras para hacer una más larga, más allá de cortar una baguette sin necesidad de mover el pan. Y lo de la copa... en fin. Pero bonitas son, desde luego. Cuestan 19,95 cada una en Oooms.

Puzzle

8. Con medidas

Me gustan sus esquinas antideslizantes. Y me parece curioso -aunque no sé si muy práctico- las medidas para cortar en trozos iguales en centímetros y pulgadas que tiene la tabla a cada lado. Se vende en Royal VKB por 39,95 euros.

Royal


9. Cerdo

¿Puede haber algo más retro en una cocina que una tabla con forma de animal? Y si es un gorrino, todavía mejor. Este diseño cerduno de Paula Deen vale 22,95 dólares (unos 17,50 euros) en Cooking.

Cerdo

10. Con bandeja de desechos

Por ahora es sólo un prototipo, pero en algún momento podría llegar a las tiendas. La tabla Bamboo Appetito tiene debajo una bandeja metálica donde ir dejando las partes desechables de lo que se corta. A pesar de sus más que posibles problemas de estabilidad, como fantasía no está mal.

Tabla con bandeja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada