El arte del equilibrio con piedras


Peter Riedel, tiene un hobby, el arte efímero, de equilibrirar las piedras y hacer esculturas con ellas y hacerlas permanente, junto con el paisaje, a traves de la fotografia. Así, la cuasi fugacidad del equilibrio, contrasta con la eternidad comparativa de la mayor parte del arte.
Esos momentos, atrapados por la cámara, pasan a la inmortalidad a través de medios digitales.



El fotógrafo canadiense pasa gran parte de su tiempo equilibrando rocas junto a los ríos, lagos y el mar y luego tomarles fotos, para volver al día siguiente y ver que la naturaleza, muy posiblemente haya hecho su trabajo y haya cambiado el paisaje nuevamente.






Lo que tal vez es más sorprendente de las esculturas de Riedel es que no hay pegamento o adhesivo en absoluto.
El artista utiliza una combinación de prueba y error, y la experiencia obtenida, utilizando el centro natural de la gravedad y el equilibrio para crear sus esculturas, para luego, desde el angulo correcto y con la complicidad del lente, hacerlas aún más increibles.


Una instalación normalmente le toma cerca de cuatro horas y por lo que es posible atraparlo en el acto , en función de su tamaño.
El secreto, cuenta, es encontrar las piedras con una superficie derecha y con buen pié.
Las algas y fango natural que no se limpió, se añade a una escultura.






El artista ve su trabajo como "una demostración de la precariedad de la vida. En un momento usted piensa que usted está en control y entonces las cosas pueden derrumbarse", espectacular y sin advertencia .




Sostiene asimismo que la energía y la concentración necesarias para crear sus esculturas son una forma maravillosa para desactivar la cabeza de las presiones de la vida diaria y de centrarse en una sola, transitoria, pero a la vez todas las actividades importantes.
En términos de audiencia, no existe un tiempo o un objetivo a seguir, es colocar una sobre otra y a su vez, otra más arriba.


La mayoría de la gente encuentra el trabajo de Riedel por accidente y eso es lo que a él, más le gusta y le inquieta. Dando a las personas una sensación de misterio acerca de su arte, que tiene un aire intrigante de alegría por ello (como si gigantes habrían estado en juego con guijarros).
Peter Riedel , sin duda, deja una sonrisa en más de una cara.







Más fotos, acá.

1 comentario:

  1. Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre arte. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a producir mis propios diseños. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Temperley, Buenos Aires!

    ResponderEliminar