El exito del fracaso. Michael Jordan.

Un nuevo intento de hacer de un día "chato y desangelado", como yo llamo a los días fríos y de lluvia, un día distinto.

Porque hay algo peor que fracasar: no haberlo intentado.

Cuando los pingüinos están por arrojarse al agua, no saben si hay depredadores nadando justo debajo del hielo en el que reposan. Es necesario que se lance el primero de ellos para averiguarlo. Su éxito, será de todos. Pero su fracaso, sólo beneficia al resto.

Faltan más "primeros pingüinos".

La anécdota, basada en hechos reales, es de Randy Pausch que instauró ese premio en la Universidad en que enseñaba. Un reconocimiento a los mejores fracasos.

El mejor basquetbolista de todos los tiempos (vale la pena aclarar que es Michael Jordan?) dice que haber fallado una y otra vez en su vida, es la razón de su éxito. Quizá, es otra muestra de mi ingenuidad: me convenció.
Al fracaso y al error, les falta buena prensa. Nunca bien ponderados, muchas veces son lo único que falta para lograr un éxito.



Lo que dice es: "I've missed more than 9000 shots in my career. I've lost almost 300 games. 26 times, I've been trusted to take the game winning shot and missed. I've failed over and over and over again in my life. And that is why I succeed."

y la traducción es: "He errado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces, he sido designado para tomar el último tiro del partido para ganarlo y los he errado. He fallado una y otra vez y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito. "
Me parece una publicidad excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada