Para levantarse

Nunca lo voy a entender del todo bien pero la música tiene un efecto especial sobre las personas.

No me sobra oído, lo admito (aunque sea bastante evidente). Me tuvieron que ayudar a apreciarla, a disfrutarla. Y aunque no lo pueda explicar, ni tararear, la música tiene algo... recién ahora a mis 35 años, estoy intentando a fuerza de tozudez, aprender a tocar la guitarra, a leer música... algo que aún hoy descreo que se pueda hacer...

Contagia, levanta, deprime, empuja, emociona, divierte, motiva, inspira.

Hay momentos que merecen un buen tema. O hay temas que se merecen un buen momento. Como uds. prefieran.

Y aplica a los los días como hoy. En mí la lluvia me predispone, me hace escuchar los mismos temas una y otra vez; contrareando a Antonio Birabent, a mi la lluvia me inspira, me encanta, pero luego de 4 días seguidos de agua y agua todos tenemos una canción que, como espátula, nos despega de la cama. Cuando algo se complique, probá de hacerlo una vez más, después de escuchar ese tema. El tuyo.

He aquí el mío. Se los presto.



Y no dejen de visitar Playing for Change (Peace through Music). Porque la música también puede cambiar el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada