La abuela motoquera

Hace unos días conocí la historia de una abuela de 82 años muy especial, que me llamó mucho la atención. Me puse a buscar un poco y encontré que tiene página web propia y hay muchos datos en internet.



Así se presenta en su página:

Me llamo Nelida Iglesias, nacida en Palermo en 1928, y con mi Honda Rebel 250 1998 llevo reco-
rridos alrededor de 110.000 kilómetros de Argentina, Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay conociendo
ciudades y pueblos, encontrado amistad, camaradería, gente que me aprecia.
Siempre tuve motos chicas, como la Zanellita; además de mi Rebel tengo una EconoPower 90 de
1996 con la que ya hice alrededor de 17.000 millas. En un momento en que se produjo un quiebre
en mi vida, luego del fallecimiento de mi esposo, probé refugiarme en el centro de jubilados. Aunque
son buenas las señoras que concurren, yo me aburría. Se empieza a contar la vida, los problemas,
lo que pasa cuando uno se siente solo, me deprimía. Me dije "Bueno, esto no es para mi. Qué hago?
Sigo sin ganas de vivir o me dedico a pasar mis últimos años conociendo el país?"
Algo sabía de las motos de cuando llevaba a arreglar la mía chiquita. Veía los programas con los
encuentros de motos que los mecánicos tenían pegados en las paredes. Entonces empezé a interio-
riorizarme, compré la EconoPower y comencé a acudir a los encuentros más cercanos. Hasta que en determinado momento
decidí tener la moto ideal, y así tuve la Rebel 250. Desde el momento en que la tuve comencé a recorrer los caminos, y en
dos años hice 54.000 kilómetros. Mi Rebel es personalizada, tiene muchos chiches. Un caballo Pegaso de metal en el guarda-
barros delantero, otro pintado en el tanque de combustible, unas alitas de mariposa en los cubrefocos, mucho cromado,
focos, bocinas, caños de escape agregados.
Participé de alrededor de 220 encuentros de motoviajeros y esto me ha hecho conseguir muchos amigos; no tengo nietos
de sangre pero los moteros son mis nietos. Eso significa mucho para mí porque les doy una imagen distinta de lo que la gen-
te cree que es el motoquero, esa imagen distorsionada que vino con las peliculas donde se ve mucha violencia. No somos

pistoleros ni bandoleros, no me gustan las cosas agresivas, nada que ver con esa historia. Viajar los cami-
nos me reconforta, es una forma de vivir nuevamente. Me ha dado más ímpetu, más esperanzas, ha llena-
do un vacío grande. La gente que queda en soledad, como me pasó a mí, tiene que buscar alguna cosa
con que llenar ese tiempo que queda libre. Bien puede ser hacer viajes, andar en bicicleta, hay muchas
cosas... Lo que no hay que hacer es quedarse en casa recordando viejos tiempos que por más que uno los
llame, no van a volver. Viajar es una sensación de libertad incomparable, he visto paisajes, hecho amista-
des, conocí distintas ciudades, cosas hermosas que de otra manera, no hubiese podido hacer.




Cuenta con el auspicio de Honda, para el mantenimiento y respuestos de su moto y está en tratativas con Repsol-YPF para el aprovisionamiento del combustible.

Hasta La Renga le dedicó el tema "Motoralmaisangre"

Si en sus manos ya no hay tiempo
todo está en su corazón
va buscando aún su estrella
en las rutas su motor.

Revisá todo, en tu interior,
para salir en la mañana
detrás del sol,
y al ver que en la ruta
hierve la sangre de tu pasión,
buscá el secreto que trae el viento
búscalo...

El secreto de los vientos
guarda bien en su verdad,
ha renacido con su aliento
para mostrarme que estoy muy atrás.

Revisá todo en tu interior
para salir en la mañana
detrás del sol,
y al ver que en la ruta
hierve la sangre de mi pasión
guardá el secreto que trae el viento
guárdalo...

Revisá todo en tu interior
para salir en la mañana
detrás del sol,
y al ver que en la ruta
hierve la sangre de tu pasión,
guardá el secreto que trae el viento
guárdalo...

Por como se la vé en el siguiente video en el último encuentro en Las Varillas, Córdoba (El 14/09/2010), es muy conocida entre los motoqueros, quienes la tratan como una verdadera leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada