La sala de billar que se tragó el agua

Sería el lugar más extraño en que habrías podido jugar al billar.
Es la sala de billar del Witley Park y está a varios metros por debajo de las aguas de un lago en Inglaterra.
Y la prueba fehaciente de que la construcción original estaba hecha para perdurar, pues se mantiene incólume bajo todo el peso del agua que mantiene a esta peculiar construcción sumergida en las proximidades de una mansión en Godalming, Surrey. Y aún hay más. Una puerta oculta de madera te lleva a unos escalones de piedra.
Tras un breve trayecto en un bote por un pasaje subterráneo inundado llegas a dos grandes puertas que franquean el acceso a un cavernoso salón de baile sumergido bajo las aguas de un lago.
La cúpula de cristal se ve cubierta en su exterior por verdes algas. Es el trayecto que nos lleva hasta esta singular construcción, apenas distinguible entre el lago en esta fotografía aérea.

Pocos son los que conocían la existencia de esta peculiar bóveda y menos aún han estado en su interior. Construida en 1889 por Whitacker Wright, un acaudalado empresario minero que terminó sus días al suicidarse mediante la ingestión de una pastilla de cianuro en los juzgados donde se le procesaba acusado de fraude.

Desconocemos el interés del señor Wright por bajarse a jugar al billar en el fondo del lago, desde luego el sitio era tranquilo.

Aquí más fotos:



Visto en Gizmodo
Si queres ver más fotos, hacé click acá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada