Menos mal que no me ha visto nadie al caerme...

Muchos, ante una caída inesperada en la calle, miran rápidamente a todos lados a ver si alguien se ha percatado de lo sucedido. Si no es así, como que duele menos... no?
Por lo menos nadie se ha enterado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada