Susto con un rayo

El flagelo de las selfies otra vez ataca a esa gente que insiste en sacarse una autofoco, desconociendo las leyes más elementales del buen gusto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada