Jazz para las vacas...

Mientras vos, ahí, sentado en su cómoda silla de escritorio planeas el asadito del próximo fin de semana, ellos, los productores vacunos, les tocan Jazz a las vaquitas, para relajarlas y no puedas volver a echarle la culpa de tu "tira de asado" incomible, a la carne dura...


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada