Ni una sola palabra (la historia de Enrique y Maria Teresa)

El siguiente corto, ya tomó mucha notoriedad en los medios, de hecho lo conocí porque salió en uno de los periódicos más grandes de Argentina, en su sitio web. Todo éste floreo para no decir Clarin...

 La cinta de un contestador telefónico extraviado nos trae la increíble historia de Enrique y María Teresa: una mujer que espera recibir el llamado de un hombre que no responde nunca. Un mensaje tras otro quedará grabado buscando que le digan, tal vez, una sola palabra de amor.

Todo fue un trabajo en equipo. Santiago Barrios encontró la cinta en el Mercado de Pulgas, Mariano Germán Flores editó el material y lo subió a Internet, Matías Kirschenbaum difundió el link de la grabación, el ilustrador Javier “El Niño” Rodríguez propuso hacer un cortometraje y Andrea Carballo aceptó hacer el papel de María Teresa.
¿El resultado?
El jueves 1 de agosto, Ni una sola palabra de amor, un corto de ocho minutos, que se realizó a partir de la cinta de un viejo casete encontrado adentro de un contestador automático, provocó furor y en pocos minutos se viralizó en la red.

 Basado en un "drama" real, la historia muestra las múltiples llamadas de una mujer desesperada – María Teresa – al contestador automático de su pareja, Enrique.

 

Y a los que les llamó la atención la actriz. Se llama Andrea Carballo es muy parecida a Leticia Bredicce o me parece a mí nomás... tiene otro corto en la misma frecuencia teléfono mediante.
A modo de yapa, va "lo que haría".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada