Pescando, como Owen lo llama, "de manera orgánica"...

Douglas Owen estaba disfrutando de una apacible tarde sabática cuando su esposa, que ya se sabe que no les gusta que estés sin hacer nada, lo increpó para que hiciera un pensamiento respecto a la cena.

 - Querés trucha, mujer?

 

Lejos de cambiar la cara, su esposa hizo un gesto como quitándole importancia ha lo que allí había sucedido. - Enciende el fuego, anda - Le dijo, mientras se giraba sobre si misma secándose las manos con el delantal.



NOTA, como aclara en inglés el mismo video, Owen pide tener en cuenta que la cámara le agrega entre 30 y 40 libras de peso.. que en realidad, toda esa panza no es de pasar varias tardes sabaticas...


Y como pasa con casi todo, Internet da revancha.
Acá la "2da parte" del vídeo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada