Un lindo día de pesca, hasta que...

Amaneció lindo el tiempo, no tienes nada que hacer, y decides ir a tirar un poco el vicio de la pesca con arpón, ya que el tiempo acompaña y necesitas despejar tu mente...

Todo va bien, la faena es poco pero interesante, hasta que... recibes una visita inesperada...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada